El rol del productor en la construcción de un proyecto documental

GROUPAMA MAKIN OFF JOUR 1

GROUPAMA MAKIN OFF JOUR 1

El notable crecimiento de la producción documental en Chile es un hecho. Nuestro país cuenta con una amplia gama de realizadores que ha dirigido su mirada hacia este tipo de narración. Asistimos al taller dictado por Paola Castillo, documentalista, productora y miembro del directorio de ChileDoc, realizado hoy en el marco de Antofadocs. En este workshop la productora lasma su visión del género como la construcción de un imaginario que se proyecta a instalar nuevas realidades, enlazando el registro histórico al plano subjetivo del director, utilizando la cámara como la narradora omnisciente de los hechos.

En la producción del documental nos enfocamos a qué queremos ver y de qué manera lo haremos, sin perder la transparencia del relato, construyendo la ficción desde la realidad bruta hacia una representación de documentos reflexiva que permita la mutación de la realidad contingente invitando a pensar en esta.

El encuadre y la profundidad de la imagen conforman los elementos estéticos de la representación de percepciones en la búsqueda de la universalidad de las imágenes. Es aquí donde el documental apela a la ambigüedad de la realidad a partir de los lenguajes narrativos que desnudan las imágenes de nuestra memoria.

Paola Castillo nos muestra la composición del documental como un objeto que conforma realidades a partir de la mirada del director, en donde la única restricción recae en la veracidad de los hechos y de qué forma el productor trabaja, no sólo en la proyección comercial del film, la internalización o las alianzas con nuevos medios, sino que también se involucra en la relación emocional y creativa del proyecto y así proyectar la transparencia de los lenguajes comunes

Afortunadamente, Chile ha sido capaz de ir desarrollado un panorama bastante alentador en torno a la producción y distribución de la producción documental en mercados internacionales, con una importante participación de realizadores y productores en los más relevantes espacios y competencias alrededor del mundo. Esto no se ha configurado en base a un plan de negocios solamente, sino que también en la buena percepción semántica de las obras, para lo que sin duda ha sido vital que el productor comprenda su rol en todas las etapas del desarrollo de la obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *